Por favor no nos olviden, su ayuda es apreciada y agradecida.
Páginas: 1
Autor Tema: La meditación que promueve la misión NO ES CATÓLICA  (Leído 298 veces)
0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.
caballeroblanco
Usuario Héroe
*****

Reputación: 0
Mensajes: 111


« en: 24 de Abril de 2017, 12:45:26 »



Hoy quiero hablar acerca de la práctica de la "meditación" que realiza la mal llamada misión de la Virgen del Rosario del Pozo. Esta práctica forma parte del "compromiso básico" de los miembros llamados "promulgadores" que son aquellos miembros jurados del grupo.

La práctica consiste en lo siguiente:

1. La meditación se realiza como último acto del día, de preferencia en la madrugada. La razón que el vidente da para esto es que es cuando "el mundo duerme" y es "más fácil escuchar a Dios" (sic).
2. Se debe colocar una silla, de preferencia frente a la imagen de la Virgen, en un lugar oscuro, con una vela encendida. Normalmente en la sala, oratorio personal o en la recámara.
3. Se inicia la meditación comúnmente con una oración ("mi alma pertenece al Padre...") preparada para este fin.
4. Una vez terminada la oración, la persona debe poner su mente en blanco, relajarse y respirar profundamente, procurando estar inmóvil, en actitud de "escucha", durante un periodo de tiempo mínimo de 30 minutos. Durante ese tiempo, debe permanecerse en silencio, sin pensar en nada. Es el momento que, dicen los líderes, "la Virgen vendrá personalmente a hablarte y formarte".
5. Terminado el tiempo, se cierra con una oración (llama, padre nuestro, ave maría) y se termina el proceso. Estos pasos se repiten diariamente durante el resto de la vida del adepto.

Veamos con detalle algunas cosas:

1. En diversas ocasiones, y muy recientemente en los escritos de San Juan Pablo II, la Iglesia ha hablado acerca de este tipo de prácticas como algo que debe tenerse cuidado. En Orationis formas, Su Santidad habla acerca de que la oración cristiana no es otra cosa que “un diálogo personal, íntimo y profundo, entre el hombre y Dios”, que expresa “la comunión de las criaturas redimidas con la vida íntima de las Personas trinitarias”. Es decir, debe existir un diálogo. No existe diálogo en poner la mente en blanco. Dios no monologuea con nosotros. El uso que se le da a las técnicas de "poner en blanco la mente" es práctica de hipnosis. Baja nuestras defensas intelectuales para que la persona que manipula estas experiencias (y existen estudios serios acerca de que la manipulación se da incluso sin el manipulador presente, simplemente programando al adepto para predisponerse a ver y escuchar, o reflexionar cosas que el manipulador desea que el adepto reafirme en su mente) pueda introducir un mensaje del tipo que desee.

Para los promulgadores que leen esto, pregúntense: ¿Acaso no es frecuente que el padre/madre espiritual diga "llévate esta idea a la meditación"? ¿No acaso en muchas reuniones te dicen "para que lo reflexionen en su meditación" acerca de algún tema que puede normalmente excitar la imaginación o quizá predisponer al adepto a que acepte metas económicas o de adeptos más fuertes, temporadas de trabajo muy intensas o doctrinas torcidas que no se entienden? Hagan memoria y descubrirán que lo que les digo es verdad.

En resumen, cuando alguien te dice que "pongas la mente en blanco" y "te relajes" también te dice sin que lo sepas "...hazlo mientras violo tu mente". Es equiparable al abusador que toma el cuerpo de la víctima y le pide que se relaje mientras termina. Con la mente no se juega. No permitas que violen tu mente.

2. El ambiente de preparación previa es propicio totalmente para utilizarlo como una sesión de hipnosis. Se sugiere que se haga de madrugada porque la mente está agotada y no opondrá resistencia. Normalmente el proceso te induce a un estado de somnolencia en el cual no estás dormido ni despierto. Si por ejemplo, te mandan leer un pasaje, mensaje de JAC o lo que sea, esa información pasará directamente a tu subconsciente, pasando así la corteza cerebral y moviendo la información directamente al reptiliano. Esto provocará que no puedas hacer un juicio crítico de esa información y la aceptarás sin mas. Algunas veces lo que hacen es programarte durante el día con frases para que te lleves a la meditación y se vayan directo sin juicio crítico a tu mente, que al final es lo que quieren.

3. Durante el periodo de la meditación, muchos alegan haber visto cosas como: sombras en el pasillo, formas luminosas u obscuras, presencias misteriosas. Otros dicen haber sido "transportados" a lugares o momentos específicos (en otros cultos se les llaman "viajes astrales"). Todo eso es simplemente fruto de un proceso de exacerbación de la imaginación combinado con agotamiento físico y mental, que provoca a veces alucinaciones o que la mente se excite en las áreas del cerebro que magnifican los sentidos. El cuerpo está en un estado de semi inconsciencia por lo que en esos momentos la persona es muy sugestionable. Les hago una apuesta a los promulgadores: ¿Notan que muchos de esos eventos ocurren en Lunes por la madrugada, después de una reunión de Misión?

4. Finalmente, para no extenderme tanto: La meditación se insiste por parte de los líderes más que cualquier práctica de todo el compromiso básico. ¿Por qué? Porque se nota en el juicio crítico quién hace y quién no hace la meditación. La meditación provoca un adormecimiento general de la persona durante el día y por tanto la persona se muestra más cooperativa y descuidada de los detalles espinosos de la doctrina que aquella que no se somete tanto a esta práctica (y por tanto cuestiona todavía muchas cosas). Hagan el experimento (obviamente les dirán que es una trampa del demonio para confundirlos pero en realidad es que están escapando al control mental), dejen de hacer la meditación un tiempo y vuelvan a escuchar la información que la misión les proporciona de varios temas como la persecución, lean los documentos del Vaticano, revisen algunos documentos de sus carpetas de formación... verán con otros ojos las cosas si tratan de estar descansados y con la mente alerta. Mientras sigan en su cansancio mental no podrán ver lo que les están haciendo.

Esto es realmente lo que hay detrás de la "práctica" mal llamada meditación por parte de la Misión. Si quieren saber realmente cómo la Iglesia promueve la oración, lean con mucho cuidado y detenimineto el documento Orationis formas de S.S. Juan Pablo II, muy recomendable. Lean también lo que dice el catecismo de la Iglesia, y existen muchos otros documentos excelente para entender cómo la Iglesia recomienda orar. Recuerden: oración es diálogo, no monólogo. Dios necesita de tu mente alerta para hablarte y que le entiendas. Si alguien te pide la mente en blanco, estás firmando un cheque por tu mente.

En línea

caballeroblanco
Usuario Héroe
*****

Reputación: 0
Mensajes: 111


« Respuesta #1 en: 25 de Abril de 2017, 04:29:59 »



Algunos podrían preguntarse: ¿Y qué me dices de la meditación contemplativa? ¿No acaso hay muchos ejemplos de este tipo de prácticas por muchos santos?

Mi respuesta es: Si, existe lo que se llama "meditación contemplativa", a la usanza de santos como Santa Clara, pero este tipo de meditación tiene elementos muy distintos a los propuestos tanto por la Misión como por otros movimientos como el Yoga y otros de influencia oriental.

Por principio de cuentas: la meditación contemplativa tiene un objetivo de adoración profunda, ya sea enfrente del Santísimo o bien a través de la contemplación de los misterios que la Iglesia reconoce como algo sano y correcto para la fe (meditar en la pasión de Cristo, en los dogmas de la fe, etc). Como primer elemento de la meditación contemplativa existe una comunicación, es decir, un objetivo concreto en el pensamiento que no se reduce a "poner la mente en blanco". Es decir, existe diálogo al pedir a Dios respuesta de un pensamiento concreto, o bien existe agradecimiento o bien alabanza. Ese primer elemento requiere de nuestra mente alerta para concretarse.

¿Que los Santos hacían meditación en ayunas, durante horas y en condiciones de cansancio? Si, también es un hecho, pero... nuevamente las condiciones son distintas. Primeramente la mayor parte de los ascetas de nuestra Iglesia eran monjes de claustro o de órdenes religiosas con una vida adecuada para la oración contemplativa. El laico no posee estas condiciones (y me parece que la vocación matrimonial per se no se presta mucho a tener momentos de intimidad a ese nivel) e incluso en estas circunstancias se presta al escándalo, por tanto no tiene los elementos que la Iglesia recomienda para vivir una vida de oración de ese estilo.

¿Entonces quiere decir que los laicos no tenemos permitido hacer este tipo de oración? No dije eso. Lo único que digo es que las condiciones en las cuales debe darse este tipo de oración no son del todo alcanzables en una condición de laico, ya sea que estés casado, que seas hijo de familia o que tengas un rol activo socialmente hablando. Existen muchas distracciones y se puede caer en tentaciones que afectan la vida espiritual por no tener una dirección apropiada. Adicionalmente, no es necesaria la meditación contemplativa para tener una vida activa y profunda de oración con Dios. Es una forma, pero no "la forma". Es decir, tenemos otros caminos más adecuados para ello como laicos. Existe la oración ante el Santísimo, existe la oración contínua a través del diálogo con Dios durante el día. Existen momentos para rezar el Rosario en familia, existen momentos de recogimiento en una capilla particular. Pero eso también depende completamente de nuestra libertad y voluntad para tener un encuentro con Dios.

De preferencia, la oración contemplativa debe hacerse en presencia del Santísimo Sacramento, y en condiciones adecuadas para ese tipo de experiencias. Aventurarse a realizar estas prácticas sin una adecuada o dudosa asesoría puede causar un daño irreparable a las almas que se exponen a prácticas muy delicadas y que pueden resultar muy peligrosas.

En línea

Páginas: 1
Imprimir
 
Ir a:  

Gracias por apoyarnos con esta labor.