Por favor no nos olviden, su ayuda es apreciada y agradecida.
Páginas: 1
Autor Tema: Las armas de Influencia  (Leído 960 veces)
0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.
caballeroblanco
Usuario Héroe
*****

Reputación: 0
Mensajes: 111


« en: 21 de Julio de 2016, 10:21:05 »



El psicólogo Robert B. Cialdini en su obra "Influencia, Ciencia y Práctica, Cuales son los factores determinantes para que una persona diga si a otra persona", de lectura muy recomendada, nos enseña a través de múltiples ejemplos cómo es que se ejerce la influencia en las personas de manera indebida por parte de vendedores sin escrúpulos, psicópatas y líderes sectarios, entre otros.

Cialdini habla de "armas de influencia" porque estas técnicas dañan a las personas de una manera u otra, ya sea en su patrimonio, en su relación con otra persona o en su psique. Dichas técnicas surgen del estudio natural de las especies, y muchas de las tácticas que la naturaleza usa en los animales son aplicables también a los seres humanos. Si bien no es exactamente igual ya que el hombre a través de su raciocinio tiene un tipo diferente de accionar en algunas situaciones, sí que tiene un instinto natural que lo hace comportarse muchas veces de manera predecible y puede ser influenciado a tomar decisiones que van incluso en contra de su voluntad.

El libro es bastante amplio en ejemplos, yo únicamente tomaré algunos conceptos claves para aplicarlos a la Misión y ver cómo, una vez más, el grupo controla a sus adeptos y utiliza armas de influencia dentro del control mental destructivo. Lo interesante de este libro es que llega a las mismas conclusiones que muchos otros autores que hemos analizado aqui, pero sin utilizarlos como referencia, por tanto contrasta y apoya mi tesis acerca de que la Misión es una secta destructiva en toda regla y no soporta un análisis serio desde ningún punto de vista psicológico.

Básicamente, Cialdini menciona 6 armas principales de influencia:

1. Reciprocidad
2. Compromiso y coherencia
3. Sanción social
4. Simpatía
5. Autoridad
6. Escasez

En el primer capítulo de su libro, Cialdini menciona cómo naturalmente el ser humano tiene "programado" lo que se conoce como "respuestas automáticas". Estas respuestas las adquirimos a través del tiempo y el contacto social, ya que vivimos en un mundo muy complejo y nuestra mente requiere de hacer "atajos" para tomar decisiones. Por tanto, es un hecho que muchas veces nuestras acciones se realizan en base a condicionamientos aprendidos previamente. Por ejemplo, Cialidini menciona que cuando carecemos de suficiente información acerca de un producto y sus beneficios y costos, lo que hacemos es tomar un "atajo" aprendido: consideramos que si el artículo es caro, es bueno. La percepción del precio ciertamente no siempre es una sabia decisión, pero eso es lo que hemos aprendido como sociedad. Y esto lo saben los vendedores, quienes utilizan tácticas para vendernos los productos que quieren, como el contraste (comparar dos productos tomando como referencia el más caro), el "clic-buzz" (condicionamientos aprendidos por "buena educación"), el oportunismo (jugar con las circunstancias), el camino más corto (cerrar las opciones) y el jujitsu (utilizar las debilidades del oponente).

Todas estas tácticas "naturales" son aplicables también a cualquier tipo de influencia, no solo vender algo sino también el lograr que las personas tomen decisiones dirigidas. Las sectas utilizan este tipo de artimañas todo el tiempo. Veamos:

Contraste .- Consiste en comparar dos opciones primero comparando la menos favorable y luego mostrarle la opción que realmente queremos que la persona tome, para que la considere "no tan mala" como la primer opción. La misión utiliza esta táctica normalmente cuando quieren que sus adeptos hagan algo que les perjudica.

Por ejemplo: La misión siempre considera que todos los apostolados de la Iglesia son inferiores a la "misión transcendental" de la promesa. Por tanto, antes de presentarte las grandiosidades de la promesa se encargan de utilizar la falacia de "envenenar el pozo" para decirte cómo la Iglesia es poco santa, que hay sacerdotes pederastas, que ningún grupo católico tiene "la Plenitud como meta", y con ello te venden que es mejor que estés en la Misión que en cualquier apostolado de la Iglesia, y que estos se perderán y no podrán acceder a "la morada del Padre". Prácticamente dicen que son cristianos de segunda.

Al exagerar los defectos de los grupos de la Iglesia y de los sacerdotes y obispos y exagerar sus virtudes buscan que su grupo no sea tan malo en comparación, y obviamente refuerzan la idea de integrarse a la Misión en lugar de cualquier otro grupo.

"clic-buzz".- Podríamos llamarle "causa-efecto". La idea de esta técnica es aprovechar cosas como los buenos modales de las personas, la amabilidad, el deseo de las personas por hacer el bien para aprovecharse de ello. Por ejemplo: cuando se abusa de los contactos que no tienen idea de los problemas en los que el grupo está involucrado para vender boletos de rifas o apoyar económicamente a la misión, o los devotos que llevan la visitación ignorando las prohibiciones eclesiásticas porque no se les han presentado, porque las personas creen que "vienen de la parroquia" o por ignorancia creen que es una aparición aprobada.

Oportunismo .- Es cuando se toma ventaja de las circunstancias para lograr posicionar una idea o lograr algún beneficio. Lo vimos recientemente cuando el grupo aprovechó la visita de S.S. Francisco a México. Su objetivo siempre fué buscar cámaras y promover su mensaje, no simplemente acompañar al Papa en su visita.

El camino más corto .- Esta táctica consiste en que la gente confía normalmente sus decisiones a aquello que les cuesta menos trabajo entender. La misión ocupa la ignorancia del pueblo católico que no lee encíclicas, documentos pastorales ni nada parecido, para inculcar sus ideas y evitar ser descubierto como un grupo separado de la Iglesia. Como la gente los ve como "expertos" en el tema religioso (en comparación con lo que ellos conocen) entonces simplemente deciden creer que lo que dicen es verdad. No se cuestionan la doctrina porque resulta muy difícil descifrar todos los conceptos y validar todo lo que te dicen.

El "jujitsu" .- El arte marcial japonés del "jujitsu" consiste en utilizar la fuerza del oponente en contra suya, aplicando llaves en lugares específicos para aprovechar la fuerza del cuerpo del rival. La misión aprovecha la cantidad de católicos en el mundo que es una fortaleza de la Iglesia, y se hace pasar por grupo católico para acercarse a más gente (a diferencia de las sectas o iglesias separadas que no quieren tener nada que ver con la Iglesia católica) y tratar de conseguir más dinero y adeptos de esta forma. Trata de infiltrar las estructuras eclesiásticas para lograr una posición de poder que sería imposible si lo hicieran desde afuera.

[continuará]

En línea

caballeroblanco
Usuario Héroe
*****

Reputación: 0
Mensajes: 111


« Respuesta #1 en: 21 de Julio de 2016, 11:41:32 »



LA RECIPROCIDAD

La reciprocidad básicamente consiste en devolver el favor que alguien nos hace, ya sea por amabilidad, interés o amistad. Es una regla social de "los bien portados" que cuando alguien nos tiende la mano, nos sintamos obligados de alguna manera con esa persona para ofrecerle apoyo o ayuda en sus necesidades. Es algo bueno ser generoso y reconocer la ayuda que la gente presta, pero para un psicópata este concepto es un arma de influencia poderosa.

Es bien sabido que al promulgador le instan a ayudar a las personas de su pueblo de devoción. Se les dice que sean solidarios, que ayuden a los demás. Lo que también sabemos es que muchas veces esta ayuda se presta no por el hecho de simplemente dar una mano al hermano, sino que existe el interés de hacerse cercano a las personas para obtener algo a cambio. Ya sea que esa persona "camine" para ser promulgador, o bien lleve la imagencita, o simplemente que sirva de contacto para llegar a más personas, o que sea bienhechor... Todo funciona alrededor de cuánto puede ayudar a la Misión.

Los promulgadores no "pierden el tiempo" en conversaciones y reuniones banales. No hacen las cosas porque sí, siempre hay un plan, una estrategia. Siempre es buscar un beneficio para la Misión. Las charlas giran alrededor del mensaje. Cuando un promulgador lleva la imagen, implícitamente está "dando un favor" a la familia que recibe. Estas personas se sienten con la obligación de dar algo a cambio: muchas veces dan un donativo, otras tantas ayudan promoviendo la imagen entre sus vecinos, u ofrecen alimento o invitan a personas a escuchar las charlas de los promulgadores. Todo porque la gente quiere sentir que hace algo bueno por los demás, por ser agradecidos. Pero no se dan cuenta que el promulgador hace esto exactamente con el fin de obtener una respuesta aprendida o beneficio de la gente.

Las devociones muchas veces se utilizan como medio para obtener metas económicas. Otras tantas, se usan para instaurar en la "zona de devoción" un seguimiento, y obtener personas para que asistan a actividades. Igualmente la ayuda que prestan socialmente tiene este propósito: conocer gente influyente, que pueda conceder un auditorio, o un donativo, o bien sirva de contacto para personas de mayor rango. La misión insta a sus promulgadores a buscar hacerse de "amigos" con influencia social para lograr fines. No es una amistad honesta, siempre hay un interés y una estafa detrás.

La reciprocidad en manos de un psicópata es un arma muy peligrosa, ya que el psicópata no siente nada por la persona que manipula. No le importa nada pues mentirle, utilizarla o abusar de ella si consigue sus fines. Las sectas como organización, pueden definirse como psicopáticas (no digo que las personas individuales lo sean, pero cuando actúan como grupo se comportan como tal) porque no les importa generar "daños colaterales" puesto que para ellas, el fin justifica los medios.

Lo más pernicioso de este concepto es que ser agradecido es sinónimo de "obligación". Conforme uno va compenetrando en la secta destructiva y en teoría vas recibiendo más "información confidencial", más obligado te sientes a colaborar con ella, a ocultar información, a engañar, a hacer cosas que no estarías dispuesto a hacer si no fuera porque "estás en deuda con la Virgen y la misión" y sobre todo, te obligas a defender doctrinas y eventos que tú sabes que ocurren dentro del grupo y que sabes que están mal pero que por esa deuda con la Misión de los "favores" recibidos, haces la vista a un lado y justificas todo. Ha habido internamente muchas veces en que la misión apoya económicamente a un promulgador y luego cuando esta persona se da cuenta del engaño y sale de la misión, ocupan para desacreditarlo lo malagradecido que es porque "se le ayudó tanto"...

[continuará]

« Última modificación: 21 de Julio de 2016, 11:52:18 por caballeroblanco » En línea

caballeroblanco
Usuario Héroe
*****

Reputación: 0
Mensajes: 111


« Respuesta #2 en: 21 de Julio de 2016, 01:27:49 »



COMPROMISO Y COHERENCIA

Cialdini pone el ejemplo de las apuestas en las carreras de caballos: cuando el apostador aún no se ha decidido por un caballo, se muestra inseguro e indeciso, tratando de pensar cómo apostar y qué caballo es el mejor. Haciendo analogía con la Misión, los apostadores son aquellos "candidatos" a promesa. Estos reciben una cantidad ingente de información acerca de los grandilocuentes beneficios de hacer su promesa, de entregarse a la Virgen. Existe una presión para decidir acerca del asunto por parte del futuro padre espiritual, y también del entorno sectario que le está "revelando" gratuitamente secretos que pocos seres humanos tienen... existe una obligación de responder a un llamado no pedido o esperado previamente en nuestras vidas, y por tanto, la apuesta se vuelve más riesgosa. Sin embargo, siempre existe ese aliento de "te vamos a apoyar", "la Virgen no te deja solo", "si atiendes las cosas de la Virgen ella se encarga de las tuyas"... presión durante mucho tiempo para decidir.

Regresando a las carreras, el apostador igualmente recibe presiones del entorno: tiene en sus manos los momios que le dicen cuánto puede ganar de apostar a X caballo, ve a sus amigos apostar por un caballo y esperan que él apueste, aunque no quiera hacerlo o no se sienta seguro. Finalmente, ante la presión, el apostador decide... y treinta segundos después toda duda queda disipada, el apostador asegura que su caballo es el ganador y tiene plena confianza en su decisión. Pero... en modo alguno la apuesta es diferente. Es evidente que nada ha cambiado en sus probablidades. ¿Cómo puede entonces sentirse seguro?

Es exactamente lo mismo que sucede con un adepto que se vuelve "promulgador". Decide que va a entrar y no hay poder humano que lo detenga. Se siente seguro que la Virgen le habla, quiere comerse al mundo y asegura que se convertirá en ejemplo del mundo y romperá toda barrera... pero las dudas siguen ahí, no hay entendimiento de lo que puede suceder en el futuro, hay mucha doctrina desconocida... ¿cómo pueden estar tan seguros?

Lo que ha ocurrido en ambos casos es que, al tomar una decisión, es nuestro deseo, casi obsesivo, de ser (o parecer) coherentes con  lo  ya  hecho.  Una vez que hemos realizado una elección o adoptado una postura, encontramos presiones personales e interpersonales que nos impulsan a ser consecuentes con el compromiso asumido. Estas presiones nos obligan a responder de una forma que justifique nuestra decisión anterior.

Poco antes de tomar la decisión eramos un manojo de dudas y luego BAM! toda duda fuera. El acto de llegar a una decisión final (en este caso, la promesa) se vuelve un factor crítico para nuestra falsa seguridad.

Ya que tomamos nuestra decisión, justificamos la misma de mil maneras. Creemos lo que se necesite creer para sostenerla y por tanto, hacemos lo imposible por desacreditar aquello que contradiga nuestra coherencia al momento de tomar nuestra decisión AUNQUE LAS EVIDENCIAS INDIQUEN QUE HEMOS TOMADO UNA DECISIÓN EQUIVOCADA O ERRÓNEA. Convertimos pues nuestra decisión en un autoengaño, en una decisión irracional y no aceptamos fácilmente la equivocación.

Los que salimos de la misión nos enfrentamos muchas veces a esto. Debido al compromiso adquirido y por querer parecer coherentes primero criticamos por mucho tiempo las evidencias, las negamos, las justificamos. La diferencia aqui fué que llegó un punto en que ponderamos esas evidencias y nos dimos cuenta de nuestro error, y por ello echamos marcha atrás, aún pese a las consecuencias negativas de nuestra decisión y al hecho de parecer incoherentes ante los miembros de la Misión.

Algún promulgador podría decir: "eso es lo mismo que ustedes critican". Pero no es así. El asunto a analizar es cómo llegas a esa decisión. En el ejemplo que tenemos aquí, cuando uno toma la decisión de hacer la promesa, lo hace en un entorno con poca información acerca de los contras, y con información manipulada o sesgada en favor de tomar una decisión hacia hacer la promesa. En este caso, la entidad sectaria tiene todo a su favor. Es como si el hipódromo supiera de antemano quien va a ganar, por tanto tendría la ventaja sobre el apostador. En este caso, la Misión sabe qué es lo que hace y cómo engaña a la gente. No es un trato justo.

Y aqui el asunto del compromiso es bien importante. La misión te hace comprometerte de manera permanente porque el compromiso refuerza la coherencia. Si tu tienes compromiso con alguna persona o entidad, tendrás que acomodar tus acciones a beneficiar dicha persona o causa. Ahi es donde te das cuenta que sin la promesa no es posible que la misión fructifique puesto que las ideas sectarias serían rechazadas una vez que se avanzara en el estudio de la doctrina.

Por tanto, el arma de influencia del compromiso se utiliza en la Misión para hacer difícil al adepto dar marcha atrás una vez que se le revela la información confidencial. La tiene que aceptar y por tanto, modificar su conducta para no parecer incoherente. Es una jugada sucia y tramposa, y dudo mucho que la Virgen requiera de estas artimañas para crear "una nueva estirpe".

En línea

caballeroblanco
Usuario Héroe
*****

Reputación: 0
Mensajes: 111


« Respuesta #3 en: 25 de Julio de 2016, 08:33:34 »



LA PRESIÓN O SANCIÓN SOCIAL

Dice el dicho: "La palabra convence pero el ejemplo arrastra". Este dicho popular no es sin bases científicas. Está comprobado que cuando no contamos con información suficiente para juzgar algo, una de las formas en las que tratamos de obtener información es a través de observar lo que hacen los demás.

Cuando existe un evento traumático en el cual no sabemos qué hacer, como por ejemplo lo que ocurrió el 11 de septiembre en las torres gemelas, la gente que no tenía ningún entrenamiento en desastres o que estaba desprevenida intentaba observar a su alrededor y trataba de seguir a otros, aunque ello conllevó a que muchos perdieron la vida porque la decisión que tomaron no era la más razonable. Muchos murieron aplastados tras tratar de escapar por las escaleras, otros se quedaron atorados en el elevador y murieron aplastados. Otros pocos empezaron a evaluar la situación y lograron sobrevivir. Pero la sanción social entró en juego porque muchos sólo siguieron al que vieron porque no tenían forma de saber qué era lo mejor para hacer en ese momento, su información era escasa por tanto siguieron a los demás, a los que se veían más seguros (aunque estos tampoco supieran que era lo que hacían) porque les pareció más seguro hacer eso que tomar una iniciativa. Esto es normal en nuestra conducta social aprendida por siglos ya que el hombre es un ser social por naturaleza. Pero no significa que sea la decisión más sabia en muchos casos.

La conducta social es muy importante e influye en nuestro modo de comportarse. La presión de la gente puede lograr que ciertas conductas sean aceptables, aunque para algunos esas conductas puedan parecer ilógicas. Esto lo saben perfectamente los grupos sectarios ya que el control social es otra de sus armas preferidas de influencia.

El núcleo de los grupos sectarios es cerrado porque es la forma en la que controlan el entorno, y por ello no permiten que "los de fuera" traten de sugerir ideas o aportar a la doctrina. La doctrina se debe obedecer sin cuestionar y no se le puede añadir ni quitar nada desde fuera porque es la forma en que la cúpula controla el grueso del grupo y siempre tiende a monopolizar cualquier acción que derive un cambio de conducta para su beneficio.

En muchos eventos confidenciales de los grupos, los recién llegados pueden observar que de repente hay acciones, oraciones, momentos místicos, y otras cosas internas las cuales pueden parecer extrañas y lo son en realidad, pero en la medida que ven que otros miembros lo hacen se sienten incómodos no siguiendo al grupo y terminan asimilando los rituales. Ese tipo de presión mina el pensamiento crítico e influencia a adoptar la actitud sectaria sin cuestionamientos.

¿Han notado los de la misión que cuando se va a realizar un evento público grande, siempre se inicia más tarde de la hora asignada y se hacen largas filas para que la gente ingrese al evento? Esto es un truco de presión social. Primeramente es causar impresión al asistente que es mucha gente la que asiste al evento y que por tanto se sienta más motivado a ingresar al lugar. Esto lo hacen normalmente los clubes nocturos o "antros", que generan filas de espera para ingresar al lugar aún cuando dentro del lugar hay mucho espacio vacío, igualmente en los actos políticos es normal que siempe hagan esperar a las personas largo tiempo antes de ver al candidato o político en cuestión.

Esta técnica social da la señal a las personas de que están asistiendo a un evento esperado por muchos (aunque la gente venga literalmente "acarreada") provocando una "escasez artificial" (es un evento único y exclusivo) y por tanto genera mayor expectativa e interés que si la gente entrara y saliera fácilmente del recinto, pues esto se interpretaría como que la gente tiene poco interés.

La presión social juega un papel importante para las sectas porque es la forma en la que dan validez a sus postulados. Por eso tratan siempre de tener eventos multitudinarios, enfocados a las masas. Buscan TV, radio, Internet, etc. para promoverse, porque saben que entre más personas sigan su culto, más influencia tienen y más probabilidades de que su culto sea socialmente aceptable.

La presión social además es muy importante para mantener el control sectario destructivo. Por eso cierran el círculo social para que el adepto no tenga "válvulas de escape" del control y por tanto si desea abandonar el culto le sea muy difícil encontrar ayuda externa, ya que ha roto los lazos que lo ataban a la sociedad durante su proceso de integración. Sin un apoyo externo, la gente que tiene dudas se mantiene en el grupo por miedo a quedar desamparados, o a dejar de recibir los beneficios del grupo. También siente una presión terrible porque las únicas personas que tiene ahora son de la secta y perderlas significa un golpe demoledor emocionalmente.

Como vemos, la sanción social tiene una importancia mayúscula en el control mental de los adeptos y en la influencia de las organizaciones sectarias en su entorno.

En línea

Mision Virgen del Pozo - Comunidad Virtual
Respuesta #3 en: 25 de Julio de 2016, 08:33:34

Por favor no nos olviden, su ayuda es apreciada y agradecida.
 En línea
caballeroblanco
Usuario Héroe
*****

Reputación: 0
Mensajes: 111


« Respuesta #4 en: 26 de Julio de 2016, 04:18:52 »



SIMPATÍA

Una de las diferencias sustanciales entre el "lavado de cerebro" y el "control mental" es precisamente, que la persona que ejerce el control mental se presenta ante tí como tu amigo. El lavado de cerebro se realiza contra la voluntad de la persona, quien es consciente que la persona que está minando su mente es su enemigo, mientras que en el caso del control mental la persona te agrada, le tienes confianza, es "tu amigo/a" y consideras que la persona tiene las mejores intenciones contigo.

Los seres humanos funcionamos a partir de ciertos círculos de confianza. Cuando buscamos consejo o dirección, establecemos círculos de confianza alrededor de las personas, y vamos descendiendo en dichos círculos conforme el círculo anterior no ofrece una respuesta o consejo adecuado a nuestra necesidad.

Los círculos de confianza normalmente se establecen así:

  • 1er círculo .- Familia directa. Padres, esposa/o, hijos, hermanos, abuelos, tios, etc.
  • 2o círculo .- Amistades cercanas. Normalmente un grupo reducido de amigos o colegas de profesión donde tenemos fuertes lazos emocionales o de experiencias pasadas.
  • 3er círculo .- Amistades lejanas, confesores, profesionales y terapeutas.
  • 4o circulo .- Autoridades civiles y religiosas, políticos y personajes de influencia (artistas y personas famosas)

Un líder sectario que no ha ejercido el control mental destructivo se encuentra en las esferas más alejadas de las personas, puesto que son de los personajes en los que normalmente tenemos cierto nivel de respeto pero con poca confianza personal. Por tanto, debe acercarse primero a nuestros primeros círculos de confianza para lograr desde ahí influirnos. Por eso cuando ya te han captado sustituyen tu primer círculo de confianza y lo destruyen para quedar sólo ellos al mando, y por eso también es muy importante que te confieses con ellos, que les des detalles de tu vida íntima para poder controlar la relación.

Para lograr este objetivo, las sectas preparan toda la experiencia para agradar a las personas de una manera impactante. En la misión esa es una constante: realizar actividades "impactantes, que les lleguen a las personas y los enamoren de la Virgen" nos decían. Nos repetían una y otra vez que primero hay que lograr hacer "amigos", y te urgían a involucrarse con cuanta gente pudieras de forma rápida y efective, no tan profundamente como para ser íntimos pero si lo suficiente para lograr ingresar al segundo círculo de confianza y de ahí, sobreponerse al primero (familia y amigos primarios).

En realidad a la misión NO LES IMPORTAN LAS PERSONAS. No hacen una relación de amistad meramente sin ningún objetivo específico. Se hacen "amigos" rápido (que se contabilizan en reportes y se envían los datos de las personas a la central del grupo, sin que las personas lo sepan),  se evalúa si estas "amistades" pueden entrar en algunas de las etiquetas prefabricadas de la secta (contacto, consagrado, bienhechor, candidato, prospecto) y si no pueden lograr influirte, pasan de tí al pasar el tiempo y se buscan al siguiente. Ten por seguro que si no caes en su juego y cuestionas desde el principio se alejarán rápidamente porque lo que buscan son adeptos y dinero fácil. No te "trabajarán" demasiado si no muestras interés, a menos que exista una razón poderosa para captarte (eres famoso o con contactos de dinero o jerarquia económica o eclesiástica, por ejemplo).

Tan evidente es que eres un número para ellos que si te sales de la misión, ya no importas, te abandonan, cortan toda comunicación contigo y te dejan a tu suerte. El hecho de que ellos no tienen ningún tipo de afecto hacia tí les hace fácil desechar a las personas de la misma forma que las captan. Es ahí donde te das cuenta que todas las relaciones que estableces en la misión son superficiales y poco cohesionadas, principalmente porque las reglas del grupo lo prohiben al no permitirte reunirte de manera social con los promulgadores sin que haya de por medio una actividad de misión, con el argumento de que las actividades sociales son "pérdida de tiempo" para la principal actividad del grupo que es la búsqueda de "hijos nuevos" (adeptos) y recursos.

Este tipo de relaciones se pueden considerar más de tipo psicopático, puesto que en la amistad uno se engancha pero el lider sectario no tiene ningún afecto real. Juega más bien con el afecto que le prodigas para lograr manipularte y obtener algo de tí.

La simpatía funciona a varios niveles. Primero, buscan agradarte rápidamente. Luego se presentan como gente parecida a nosotros, utilizan técnicas como el bombardeo de amor para minar nuestra desconfianza, buscan de la nada ayudarnos con problemas y se interesan de repente en cosas muy íntimas que sólo las personas de nuestro primer círculo saben, halagándote y dándote regalos. Una buena señal de alarma para descubrir a un líder sectario es: si estamos intimando muy rápidamente con una persona y existe un interés muy marcado en nuestra intimidad, vida espiritual o costumbres, y trata de sacarnos de nuestro círculo cercano para acercarnos a un círculo de personas desconocidas, probablemente necesitemos hacer un alto en la relación y evaluar a dónde nos quiere llevar.

Como en los otros principios de influencia Cialdini dice que tendemos a subestimar el efecto que tiene alguien que nos gusta en nuestra toma de decisiones y en nuestro comportamiento.

Por ejemplo, el hecho de que a los miembros les gusta o quieren al líder de una secta, es uno de los factores que hace que realmente sea muy difícil para ellos salir del grupo. Y si alguien trata de señalar que el líder está abusando de ellos, inicialmente, les resulta casi imposible aceptarlo. En parte, porque no pueden creer que alguien que les gusta está manipulándoles y haciéndoles daño.

[continuará]

« Última modificación: 26 de Julio de 2016, 04:28:14 por caballeroblanco » En línea

Mision Virgen del Pozo - Comunidad Virtual
Respuesta #4 en: 26 de Julio de 2016, 04:18:52

Por favor no nos olviden, su ayuda es apreciada y agradecida.
 En línea
caballeroblanco
Usuario Héroe
*****

Reputación: 0
Mensajes: 111


« Respuesta #5 en: 27 de Julio de 2016, 08:25:38 »



AUTORIDAD

La sociedad se rige por la autoridad. A través de ella se mantiene un orden, y se puede consolidad la convivencia con los demás. Desde niños aprendemos a que nuestros padres tienen autoridad, nuestros maestros, nuestros gobernantes tienen autoridad.

También existe otro tipo de autoridad, la que llamamos autoridad moral. Es cuando reconocemos que una persona, ya sea por sus estudios, por su experiencia de vida o por su conducta intachable a la vista de todos tiene la capacidad de ejercer cierta autoridad acerca de conceptos de vida o ser capaz de dar consejos útiles a los demás puesto que sus creencias o acciones dan resultados positivos para toda la sociedad.

Aunque debemos decir también que la autoridad moral tiene una desventaja: no siempre es posible comprobar el origen de dicha autoridad. Por ejemplo, es muy fácil que cualquiera se anteponga a su nombre un título como Dr., Maestro, Fundador, Vidente. Yo mismo podría imprimirme un diploma de una universidad cualquiera y podría decir que soy experto en cualquier cosa que se me ocurre.

Tenemos que tener en cuenta que las personas mienten contínuamente en el mundo. Existe mucho vival que puede hacerse pasar por líder moral para tratar de obtener beneficios. Los líderes sectarios son ejemplo claro de esto. Recuerdo que cierta columna de misión, cuando daba sus conferencias se anteponía el título de Ingeniero, cuando sólo había estudiado dos semestres de la carrera.

Los líderes sectarios mienten "tanto como respiran". Buscan engrosar sus currículums para hacer parecer que tienen altos conocimientos de lo que hablan y acreditaciones académicas inexistentes. A veces, las credenciales de los expositores no coinciden con sus conocimientos en el tema. Como por ejemplo, cierto licenciado en derecho que ahora vive de escribir libros escatológicos, cuando no tiene estudio alguno de teología o filosofía religiosa, más que las lecturas de libros cuestionables para la Iglesia Católica de autores igualmente cuestionables (como Vassula Ryden por citar alguno).

La búsqueda de autoridad en la misión es evidente: la estructura jerárquica de la organización que tiene más similitud con un negocio piramidal o esquema Fonzi que una estructura sobrenatural, enfoca sus baterías en la autoridad vertical. No permite crítica ni cuestionamientos a la jerarquía, lo que dicen las columnas es la palabra de la Virgen misma. Toda "la gracia de la Virgen" supuestamente corre desde las columnas a sus "hijos espirituales" y de ahi a sus hijos y así sucesivamente. Cualquier situación debe resolverse "usando el canal de la gracia" que es el Padre Espiritual -> Columna -> (JAC -> kieku -> Virgen) cuyo portavoz de la más alta cadena de mando es JAC al ser estos últimos seres inaccesibles por cualquier mortal. Cualquier cuestionamiento entre "hermanos" y otras "generaciones" está prohibido. Así se ejerce un control totalitario desde la cúpula.

La pregunta que habría que hacerse es: ¿Dónde en esa jerarquia queda la Iglesia? La misión "omite" deliberadamente en el "canal de la gracia" este pequeño detalle. La respuesta es simple: para ellos la Iglesia no importa porque ellos fueron escogidos por la Virgen, por Dios mismo. Ellos siguen un canal de gracia distinto a cualquier católico, por tanto, incluso si llegaran a estar ex comulgados, deberán seguir adelante puesto que ellos son escogidos para una misión super especialísima que sólo ellos entienden, pero que supuestamente infiltrará a la Iglesia y la hará retornar a las antiguas tradiciones de los "templos" que supuestamente existieron hace 9000 años. Por tanto, la Iglesia es un ente inferior a ellos y está podrida y desviada de la "verdad absoluta" y sólo cuenta con la "verdad de salvación". Ellos desean tener autoridad incluso sobre la Iglesia y sus pastores, incluído el Papa.

Por tanto, su búsqueda de poder e influencia apunta a los más altos niveles, y por ello tratan a toda costa de codearse con la jerarquía más alta en el gobierno o la Iglesia. Ya a estas alturas de la explicación vemos que sus pretensiones no son las de un inocente grupo católico que sólo reza el Rosario. Para lograr su objetivo, mienten como bellacos. No dejan de inventar excusas y problemas para ser vistos.

Finalmente, la autoridad que ejercen se la adjudican a partir de las supuestas apariciones de la Virgen en 1953, las cuales se ha establecido que "no consta la sobrenaturalidad" y por tanto son FALSAS. JAC con su cuento de "vidente" y "ser en descenso" y "encarnación de Juan Evangelista" busca auto validarse como autoridad moral sobre los demás para instaurar su utopía totalistica llamada "Misión Nuestra Señora del Pozo". Valdría, amable lector, hacer conciencia de si estas credenciales de pseudo vidente le dan suficiente para convertirse en un rector de nuestra vida, y si su "autoridad moral" puede ser comprobada.

Al momento de escribir estas líneas, podemos comprobar con creces que la persona en cuestión NO TIENE:

  • Estudios académicos relevantes en psicología, teología o filosofía. Incluso muchas de sus doctrinas son contrarias a la enseñanza del magisterio de la Iglesia. Ni siquiera es un "católico modelo" ya que no asiste a misa con regularidad ni participa de la actividad parroquial ni se involucra con su comunidad, todo es a través de su "misión" y "promulgadores". Tampoco se confiesa con algún sacerdote que no sea de su "Obra", ni busca siquiera seguir las indicaciones de sus pastores sacerdotes y obispos.
  • Un testimonio de vida ejemplar, ya que basta simplemente con preguntar a sus familiares y a los exmiembros que fueron parte de su primer círculo acerca de este punto (muchos de esos testimonios están aqui en este foro, incluídos los de su esposa)
  • Un reconocimiento por parte  de la autoridad eclesiástica, necesario para darle credibilidad a una aparición supuestamente católica
  • Una vida comprobable de crecimiento espiritual consonante con lo que predica.

Por tanto, no es una persona que pueda "hablar con autoridad" acerca de temas como la "restitución" de la Iglesia Católica o siquiera temas tan básicos como la catequesis de la Iglesia si la persona no tiene siquiera conocimientos profundos de la fe católica, o que pueda erigirse como un consejero en asuntos como el vicio del alcoholismo, ya no digamos en temas relacionados con una relación matrimonial estable o la crianza de los hijos, todos estos campos en los que ha fracasado a nivel humano. Y ya mejor ni hablamos de la educación de los jóvenes de los cuales tiene un historial aún sin aclarar de casos de abuso sexual (que no hayan terminado en tribunales es otra historia pero de que existen indicios bastante sólidos, existen y están documentados en este foro, y que dicho sea de paso, jamás enfrentó ni ante la opinión pública ni ante sus víctimas). ¿Cómo podemos confiar entonces en una persona que no tiene las más elementales cualificaciones humanas o espirituales como una autoridad casi divina si tiene semejante testimonio de vida?

¿No es acaso su actuar similar a los fariseos, esos de los que Jesús se refiere como "sepulcros blanqeados" que sólo dan una apariencia de santidad y quieren que todos sigan sus dictatoriales reglas pero jamás ha estado dispuesto él a seguir sus propios mandatos?

[continuará]

« Última modificación: 12 de Febrero de 2017, 07:35:08 por caballeroblanco » En línea

caballeroblanco
Usuario Héroe
*****

Reputación: 0
Mensajes: 111


« Respuesta #6 en: 27 de Julio de 2016, 09:07:27 »



ESCASEZ

En este mundo sabemos que las cosas tienen un valor específico. Normalmente este valor se asigna con respecto a qué tan común es el objeto. Por ejemplo, un caramelo puede valer un centavo de dólar, pero un anillo de brillantes puede costar una verdadera fortuna. La diferencia estriba en la escasez de dicho objeto. Cuando algo es único, normalmente tiene un valor alto puesto que no hay nada en el mundo que se le parezca.

Todo el tiempo vemos que los mercaderes utilizan esta técnica al decir "este producto sólo estará disponible por un tiempo breve" o "las primeras cinco personas se llevarán...". Inducen a que un bien escaso será mayormente codiciado por los demás que un objeto común que existe en cualquier tienda.

Las empresas como Apple lo tienen bien claro. Ellos diseñan productos con una escasez artificial: su valor estriba en la calidad del producto en toda su extensión: usabilidad, materiales, sistema... todo es "unico" porque no se pueden conseguir equipos Apple fuera de la misma Apple. Por ello, sus equipos son caros de inicio. No cualquiera puede darse el lujo de tener un equipo así. La escasez provoca que sean productos muy codiciados, y cada que sale uno nuevo filas de gente se aglutinan en las tiendas Apple para comprarlos y lograr obtener uno.

Parece una contradicción pensar que la gente no tiene dinero para comprar un equipo, pero se pelean por obtener uno al precio que sea cuando salen. Aqui lo que sucede es que la percepción de las personas es que si algo es escaso, es por tanto bueno y valioso. Tener uno significa una plusvalía y por ello no les pesa tanto gastarse de más por tener uno.

La Misión aplica el mismo concepto. Te dicen que esto "es único", es "tan grande y tan grande" que sólo lo entenderás cuando estés dentro del grupo. Te dicen que es difícil, que son los "SEAL 6 Team" de Dios. Son elitistas, sólo "los mejores" forman parte de ellos. Aparentemente para los de fuera es difícil entrar, pero en realidad es un montaje. El único parámetro real para que te acepten es qué tanto estás dispuesto a obedecer sin preguntas a la cúpula. Igualmente te aceptarán si con ello obtienen ventajas económicas o políticas con tu incorporación. La vida de oración, penitencia y sacrificio, el ser "perfecto católico" puede esperar ya que estés dentro si esto les beneficia. Varios promulgadores famosos como actores, personajes de la vida social o con posición económica o académica (o bien, personas del agrado de la cúpula sectaria o de JAC) son muchas veces consentidos y consecuentados en su vida espiritual. Por ejemplo, son mandados a labores más administrativas o de tipo "especial" y se les exenta de vender en la calle o llevar devoción, o se les nombra lideres de corporaciones internas o columnas de misión. Si no hay lugar para ponerlos en la jerarquía, se inventan algo como "columna virtual", "asesor de corporación" o "enlace" para que la persona crea que tiene cierta autoridad en el grupo.

El hecho de "ponértelo difícil" para entrar hace que la gente se aferre más a lograr meterse al grupo simplemente por el orgullo de ser "elegido", de creer que uno es parte de una "élite" en la Iglesia, de que vivirás una experiencia que no se vive en ningún sitio. Incluso te "advierten" que será difícil, que mejor no hagas promesa (claro, de dientes para afuera porque en realidad para cuando te dicen eso tu conciencia ya está acallada y el control mental ya surtió efecto) pero saben perfectamente que esto sólo provocará que la persona se aferre más a la meta.

La escasez también es un fuerte detonante para evitar que los adeptos dejen el grupo. No hay forma de obtener lo que hay en la Misión fuera de ella, o eso te dicen. Al "cerrarte el círculo" social también te escasea la ayuda fuera del grupo para poder salirte, por tanto quedas solo y sin ayuda si te sales de la misión.

CONCLUSIÓN

Las armas de influencia son utilizadas por la misión con un fin destructivo. Cialdini utiliza estos enfoques para desenmascarar aquellas actitudes que buscan ejercer un control indebido sobre los demás. Desde su enfoque, la Misión es tremendamente adicta a utilizar armas de influencia para posicionarse a como de lugar entre los que toman las decisiones y deciden el rumbo de las personas. Son dictadores en potencia. Psicópatas en toda la extensión de la palabra.

En mis siguientes posts hablaremos de la evaluación psicológica para reconocer a un psicópata, y veremos que la descripción concuerda perfectamente con la Misión. Espero hayan disfrutado la lectura de estos posts y le saquen el provecho que puedan. Para mi han sido toda una terapia, pero también han sido muy útiles para aclarar mis ideas y entender todo lo que he vivido en tantos años por causa de este grupo que ha trastornado tanto mi vida y la de muchos aqui. Ojalá esto ayude a evitar que más gente caiga en la trampa. Dios los bendiga.

En línea

Páginas: 1
Imprimir
 
Ir a:  

Gracias por apoyarnos con esta labor.